martes, 25 de abril de 2017

RECUPERACIÓN DE LAS LLAMAS A LOS PIES DEL CRISTO DEL AMOR


Después de varias décadas desaparecidas del retablo principal de nuestra Capilla, la Hermandad de los Estudiantes ha recuperado y restaurado las llamas que siempre tuvo el Santísimo Cristo del Amor a sus pies. 

Como es sabido, el Cristo era titular de la Antigua Hermandad de Ánimas de la Parroquia de San Sebastián, y estas llamas a sus pies hacían referencia a la típica representación de las benditas ánimas, cuyo canon se fijó a finales del siglo XVI, según el cual, las ánimas son liberadas por ángeles y ofrecidas a Cristo, siendo representadas como cuerpos abrasados por el castigo del fuego y anhelantes de la remisión de sus pecados.

Al principio presidía la Capilla de Ánimas un óleo sobre lienzo, de finales del siglo XVII, conservado en la actualidad, en el que Cristo crucificado redime por su sangre a las Benditas Ánimas del Purgatorio, con la intercesión de San Pedro Apóstol. En la segunda mitad del siglo XVIII se debió sustituir la pintura por un retablo barroco compuesto iconográficamente por un medallón con San Pedro Apóstol en el ático, en la hornacina central una imagen de Cristo crucificado y a sus pies las Ánimas en el Purgatorio. El retablo principal mantuvo la misma configuración hasta los años cincuenta del pasado siglo, en que desaparecieron dos de los cuatro ángeles que existían y, posteriormente, en la década de los setenta, se perdió toda la figuración correspondiente a las ánimas benditas, por lo tanto es una satisfacción para la Hermandad poder volver a contemplar al Santísimo Cristo del Amor como antaño, cuando era titular de la Antigua Cofradía de las Benditas Ánimas del Purgatorio de la Iglesia de San Sebastián.


No hay comentarios:

Publicar un comentario